sábado, 16 de julio de 2022

Relación de MODELOS a ESCALA y de otras MANUALIDADES


Muchas de las entradas de este blog son de COCHES y de BARCOS, pero también hay otras MANUALIDADES. Todo está realizado en lo que en la actualidad llaman S&B (Scratch building = Construcción de cero) o DIY (Do it yourself = Hazlo tú mismo). Además, algunas de las entradas son con un paso a paso. 
Para vuestra comodidad, y aparte de las etiquetas que veis a vuestra derecha, pongo una relación "activa" de todas las entradas.
En caso de que algún enlace falle, por favor comunicarlo. Gracias.

RELACIÓN DE COCHES (Modelos de SLOT)

Desde cero (0), Modificación (M), Transformación (T), Paso a paso (PaP),

-Alfa Romeo 512 (1940). (0) (PaP)
-Arrows A20 y A21 > Pedro De La Rosa (1999 y 2000). (0)
-Brabham BT44B (Emilio de Villota - 1976). Con un video. (T) (PaP)
-BRM P160B > Alex Soler Roig (Jarama 1972). (T) (PaP)
-Chevrolet SSR y... (M) (PaP)
-Minardi M01 i Minardi M02 de Marc Gené. (0)
-Mitsubishi LS 200 Nani Roma (Dakar 2005). (T) (PaP)
-Nacional Pescara (INTRO > 1931-1933).
-Nacional Pescara de Grand Prix (1933). (T) (PaP)
-Nacional Pescara. Europeo de Montaña en 1931. (T) (PaP)
-Pegaso Bacalao. (0) (PaP)
-Pegaso Z102 Berlineta Touring. (M) (PaP)
-Pegaso Z102 Berlineta Touring (BT1 especial cliente). (M) (PaP)
-Pegaso Z102 Berlineta Touring Prototipo. (M) (PaP)

MANUALIDADES de diversa índole.


-Acuarelas. Clicar en su etiqueta.
-Belén o pesebres. Clicar en su etiqueta.
-Columna y pelvis (recortable vértebra). Clicar en su etiqueta.

Si alguien necesita alguna explicación más detallada de cualquier entrada, que lo mencione aquí y en cuanto pueda, la editaré. Se ha de tener en cuenta que en la época en que realicé algunos de estos trabajos, se hacían muy pocas fotografías y con revelado en papel. Si salían bien, pues bien, y si no, pues también.


ÚLTIMAS ACTUALIZACIONES (de entradas ya publicadas).

-McLaren M25-1 (M23-6) > Emilio de Villota (Jarama 1978). ACABADO

Por cierto y aunque me imagino que todos lo sabéis, clicando sobre las imágenes, éstas se amplían.

Un saludo a todos.

Modelos de fórmula 1 en fibra de vidrio para slot: Minardi M01 y M02

Si miráis el listado de los coches de slot, hay coches que son el resultado de una transformación drástica de otro coche y otros que los he creado desde cero y realizados casi todos en fibra de vidrio. Todos son maquetas de coches a escala 1/32, que es el tamaño que se suele utilizar para los coches de slot, aunque también se utiliza la escala 1/24.

Siguiendo con la paulatina incorporación a este blog de temas antiguos que estaban en otros sitios ya desaparecidos, les toca el turno a dos Minardi de fórmula-1 que pilotó Marc Gené en los años 1999 y 2000.

Siento enormemente no tener imágenes del procedimiento de construcción de estos dos modelos, pero son útiles las que aparecen en las entradas que menciono más adelante.

El Minardi M01 y el Minardi M02 de slot

Cuando hice estos modelos de coches pilotados por Marc Gené, el Minardi M01 de 1999 y el Minardi M02 del año 2000, no existían en el mercado, por lo que son coches realizados partiendo de cero. Como podéis ver en los enlaces que os pongo, el proceso de construcción es, dependiendo de la experiencia de cada cual, un poco complicado.

Como sabréis, para realizarlos en este material, se utiliza el tejido (mat) de diferentes densidades (gramaje) y la resina de epoxi, con su dosis de catalizador.

La construcción de una carrocería de slot en fibra de vidrio

Los coches de esta entrada, están realizados en fibra de vidrio y siguiendo el mismo método de construcción que el Renault R23 de Alonso (AQUÍ) o el Ferrari F1 2000 (AQUÍ).

En síntesis y para no repetirme con la información que aparece en esos dos enlaces: Hemos de hacer unos planos y/o esquemas intentando ser lo más fieles que podamos al coche original. Para hacerlos, cogemos una foto aérea y otra lateral del coche que queremos hacer y las reducimos o ampliamos hasta la escala 1:32. Esta escala no será del todo exacta, pues tendremos que adaptar el croquis del coche al chasis, motor y ruedas que queramos utilizar. 

Luego hemos de hacer un modelo en madera del “cuerpo” de ese coche y que será la matriz y sobre la que realizaremos el molde de escayola.

Ya sobre el molde de escayola, se ha de aplicar algún producto desmoldeante, luego aplicamos la resina, ponemos el tejido, más resina, etc.

Todos los modelos que he hecho en fibra de vidrio, están realizados de forma similar, aunque evidentemente y aun pareciéndose mucho (como todos los fórmula-1), tienen sus diferencias entre ellos, con lo que modificaba las matrices y volvía a hacer nuevos moldes de yeso (escayola).

Como los coches están hechos a escala 1:32, para la parte mecánica como el chasis, ruedas y motorización, utilicé recambios comprados en una tienda física especializada.

Minardi M01 de 1999 de Marc Gené de slot
Minardi M01 de 1999

Minardi M01 de 1999 de Marc Gené de slot
Minardi M01 de 1999 de Marc Gené

La decoración a mano de un coche de slot

La decoración de los coches está realizada a pulso con pinceles finos. Se ha de tener en cuenta que estos coches los hice hace más de 20 años y en aquellos tiempos, el tema de hacerse uno mismo los logos de cada esponsor en plan casero y luego imprimirlos en una hoja de calcas, podríamos decir que era una utopía. No se tenía la accesibilidad que se tiene en la actualidad, tanto en equipamiento informático como en los materiales necesarios.

Además, para personalizar aún más cada coche, los pilotos están pintados con sus colores.

Minardi M02 del año 2000 de Marc Gené de slot
Minardi M02 de Marc Gené

Minardi M02 del año 2000 de Marc Gené para slot
Minardi M02 del año 2000 de Marc Gené

Como podéis observar, no se ven muy bien, pero si nos situamos en aquellos años, fueron coches a los que les salieron muchas novias.

Un saludo a todos y gracias por leer.


viernes, 24 de junio de 2022

Cómo fabricar un modelo a escala de un Ferrari F1-2000

Siguiendo con la incorporación a este blog de temas antiguos, he escaneado este artículo que se publicó en el número 48 de la revista Miniauto (física), correspondiente al mes de octubre del año 2000, de la página 60 a la 64 ambas inclusive. Relata la construcción de un modelo en fibra de vidrio que realicé entre mayo y junio de ese año, de este Ferrari F1 2000 para slot.

Automodelismo de un Ferrari F1 fabricado en fibra de vidrio.

He realizado un “copiar y pegar” del texto escaneado, añadiendo solo alguna pequeña corrección. Además, he adjuntado las imágenes escaneadas del artículo. Siento la calidad de las mismas, pero las originales que eran analógicas, las envié a la revista.

Recordad al leer que este articulo tiene más de 20 años.

REVISTA MINIAUTO

Portada de la revista "Miniauto"
Portada del artículo de la revista "Miniauto"

Como fabricar un fórmula-1 de slot, partiendo de cero


Una empresa difícil... pero posible. Utilizaremos materiales y herramientas que cualquiera tiene a mano. Aunque también se pueden usar elementos de alta calidad, como pinturas y lacas muy sofisticadas, plásticos comerciales, o medios informáticos para la decoración. El resultado merecerá la pena.

Ante todo, hemos de tener claro qué modelo en concreto queremos realizar y cuál de sus versiones, si hay varias diferentes. Una vez decidido este punto, la primera labor es recopilar todo el material gráfico que se pueda para realizar los planos. Encontrar una vista lateral no deformada por los objetivos es difícil, pero obtener una buena vista aérea es cuanto menos imposible.

Se puede escribir a escuderías, sponsors, pilotos e incluso a alguna revista especializada, pero el resultado suele ser nulo, por lo menos esa es mi experiencia. Nos queda la salida de utilizar las fotografías que aparecen en la prensa, escrita los días de gran premio y grabar la carrera, sobre todo los repostajes y las repeticiones de ciertas maniobras que suelen ser a cámara lenta. Según la escudería podemos recurrir a su página web.

FIDELIDAD ABSOLUTA


A partir de aquí, realizamos los planos o esquemas a escala 1:32, intentando ser fieles al original. Para esta ocasión he escogido el Ferrari de Fórmula 1 de esta temporada 2000, con la decoración y cargas aerodinámicas que corrió en Montmeló. Ahora toca decidir que chasis de los existentes en el mercado se adapta mejor a estos esquemas. Para los que viven en ciudades pequeñas o pueblos separados de las grandes urbes, es bueno tener varios, e incluso algunas plantillas copiadas de chasis, además de otras piezas que pudiéramos necesitar.

Croquis del Ferrari F1 2000 de slot
Esquema del que partirá nuestro trabajo

Utilicé el chasis del Ferrari F3l0B de Ninco que es el que más se ajusta a este esquema, aunque queda un poco corto en los laterales. Adaptamos los esquemas del chasis elegido preveyendo la situación del motor, ejes, guías... Luego realizamos unas plantillas en papel o cartón, tanto en lo que se refiere al esquema de la planta como del perfil.

A menudo hemos de modificar la situación de ciertos elementos, como el piloto -que lo hemos de adelantar para que entre el motor-, atrasar las salidas de escape, etc. También ciertas partes se han de sobredimensionar, como el grosor de los alerones, pues estaríamos trabajando con medidas mínimas y no es sencillo ser exacto. Pero aunque sea una adaptación, hemos de seguir siendo lo más fieles posible al modelo original.

HACER UN MODELO EN MADERA DE UN FÓRMULA-1

Para realizar el modelo sobre el que realizaremos el molde, encolamos la plantilla de la vista aérea o la silueteamos sobre madera y la recortamos con una sierra de marquetería por fuera de la silueta. Para este modelo he utilizado dos planchas: una de contrachapado de 6 milímetros y otra de pino de 10, recortando el hueco del cockpit en esta última. Podemos utilizar una sola madera, pero ese grosor es difícil de trabajar. También podemos usar madera de balsa

Preparar la matriz del Ferrari de slot
Recorte da la vista aérea del modelo. Es la plantilla

Encolamos ambas piezas de madera y lijamos las décimas que sobran para ajustar el chasis. Siempre es mejor lijar 1as décimas a tener que añadir. Con este bloque ya tenemos una altura que cubre el morro, el cockpit y los pontones laterales. Ahora nos aseguramos que en el ancho del morro, quepa el portaguías y el eje delantero. También medimos con exactitud la altura y anchura del motor que hemos decidido poner y la situación de la corona del eje posterior. Marcamos cada cosa en su sitio, siendo muy útil tener a mano un pie de rey y un fórmula-1 comercial, con esos mismos elementos que vamos a utilizar para tener una visión tridimensional real e ir tomando medidas en todo momento.

Ahora dibujamos sobre esta pieza de madera la silueta del perfil, es decir, de la vista lateral, sin olvidarnos de las alturas del portaguías y del tren delantero, del motor y de sus soportes, así como del diámetro de la corona y los anclajes del tren posterior. Para recortarla no podemos utilizar una sierra, pues es difícil al tener ya el modelo parte de la forma de un Fórmula 1, por lo que rebajamos con cuter, limas y papel de lija.

Modelando la matriz del Ferrari F1 de slot
Marcado da la vista lateral de nuestro proyecto de Fórmula 1

Dejamos preparada y marcada la zona donde encolaremos la toma de aire que está por encima y detrás del piloto y que realizarnos por separado. Al encolarla intentamos armonizarla con los salientes superiores del motor de slot y con el saliente de la corona del eje posterior. Una vez cortadas estas formas, lijamos cuidadosamente el conjunto.

PEQUEÑOS DETALLES

Pasamos a realizar los detalles que a menudo diferencian y personalizan los coches de las diferentes escuderías, como las guías de las canalizaciones de aire, tanto las que hay sobre el morro, como las de al lado y detrás del cockpit o sobre los pontones laterales. Dependiendo del modelo, hemos de decidir si ciertos importantes detalles como los flip-ups -pequeños alerones en forma de cuña que hay justo por delante de las ruedas del eje posterior- y otros elementos significativos, los realizamos ahora o sobre la carrocería definitiva.

Damos la forma a la parte inferior del modelo. En este Fórmula-1 de la temporada 2000, su parte superior es como un rectángulo, pero la inferior es curva, como un corazón con el pico hacia atrás. Hemos de tener en cuenta la situación de los tornillos y evitar, salvo que nos interese, que queden por fuera.

Matriz acabada del Ferrari de slot
Modelo en madera, previo al pintado pero ya definitivo

Posteriormente, marcamos con un cuter las líneas de las diferentes partes que conforman la carrocería del modelo original, como el tapón de la gasolina. Después, tapamos los errores con masilla y lijamos con un grano fino. Luego, para ver los defectos podemos pintar y los corregimos. Cuanto mejor quede este modelo, mejor quedará el molde y consecuentemente más perfecta será la carrocería final.

EL MOLDE DE UN FERRARI A ESCALA, EN YESO

Realizamos el molde con yeso, aunque podemos optar por la silicona o la resina. Para este modelo he utilizado cuatro partes: una para la parte superior central y posterior y el cockpit, anulando el hueco que hay bajo la toma de aire, pues se suele romper en el molde; dos para los pontones laterales sin flip­ups, y la última para el morro. Las separaciones de las distintas partes del molde sobre el modelo y los encajes denominados macho-hembra se pueden hacer, por ejemplo, con plastilina.

Preparación Molde de escayola
Preparación de la primera parte del molde

Molde y matriz unidos
Molde con el modelo dentro

Probamos el ajuste de las partes del molde con el modelo dentro para asegurarnos de que podremos desmoldar, de que no hay ningún freno. Como hemos dicho, si algo ha de frenar o complicar, valoramos el hacer otra parte más en el molde, anular esa pieza con plastilina -por ejemplo, la toma de aire- o quitarla -los flip-ups- y realizarlas sobre la carrocería cuando ya esté acabada.

Marcamos en el molde la situación de los bigotes del alerón anterior y buscamos los pequeños defectos, poros... e intentamos solucionarlos, para lo que la plastilina va muy bien. Luego pintamos el molde vacío y lo observamos detenidamente, asegurándonos de tener una superficie lisa.

El molde del Ferrari F1 de slot preparado
Vista del molde en el que hemos realizado el modelo

Nos será de utilidad probar de nuevo el molde vacío para asegurarnos de que todas sus partes encajan y se separan entre ellas perfectamente y en su sitio, memorizando o pintando flechas en el sentido en que se desmoldan para no tener complicaciones después.

LA CARROCERÍA EN FIBRA DE VIDRIO

Por fin vamos a hacer la carrocería en fibra de vidrio. Aplicamos una primera capa de algún elemento separador o desmoldante. Luego resina y encima de ella, fibra que ya tendremos recortada con las formas aproximadas para evitar dobleces que aumentarían grosor y peso.

Dejamos un sobrante en el morro, por fuera del molde, que serán los bigotes donde anclamos el alerón delantero, y daremos un poco más de grosor -si hiciera falta- en el sitio donde colocaremos el portaguías y el tren delantero, que entra a presión.

En la primera capa utilizo un tipo de tejido que se llama velo de superficie, y que se adapta a todo tipo de curvas. A veces pongo hasta tres capas. Luego una de fibra de vidrio un poco más gruesa. Hay muchas combinaciones, pero siempre pensando en la resistencia y en el grosor para evitar el chasco de que luego no entre el motor, toque la corona, pese demasiado, etc. Podemos utilizar epoxi y otros tipos de tejidos.

Carrocería dentro del molde
Una Imagen del molde lleno, y dos carrocerías ya extraídas

GANAR POR EXPERIENCIA

Siempre es mejor dejarse aconsejar por un amigo o por un profesional de una tienda especializada en modelismo, pues no hemos de olvidar que esta pieza es de tan solo unos 14 centímetros de largo y es muy difícil adaptar según que tipo y grosor de tejido. Nos hemos de enterar de los porcentajes de aplicación de la resina, tipo de catalizador, tiempos de endurecimiento y secado, etc.
Se ha de tener en cuenta que aquí el tacto y la experiencia resultan primordiales, además de las ""pifias"", pues cuando se rompe una pieza al desmoldar, se endurece la mezcla antes de no haber hecho nada, no se consiguen las formas, etc. aprendes rápido y encuentras un equilibrio por... veteranía.

Carrocerías en fibra de vidrio del Ferrari F1
Presentación alerones y vista de las entradas de aire

Antes de desmoldar, cortamos el sobrante cuando la resina no esta dura del todo, pero dejando unas patillas de forma estratégica -aparte de los bigotes-, que nos ayudaran a la hora de sacar la carrocería, aunque también podemos marcar y recortar después. De hecho, dependiendo del tipo de resina, conviene despegar la carrocería del molde o sacarla con la fibra no del todo dura, pues después es imposible hacerlo sin romper ambos, carrocería y molde. Varios fracasos avalan esta afirmación.

Una vez que hemos desmoldado igualamos los bajos para que contacten bien con el chasis y luego lijamos la carrocería con lijas adecuadas a la fibra de vidrio -de nuevo convendrá consultar en un establecimiento adecuado-, y marcamos los defectos que vayamos encontrando. Los corregimos con resina u otro material a la vez que tapamos los poros y volvemos a lijar al agua hasta que quede una superficie lisa.

ACABADO DE LA CARROCERÍA

Recortamos los encajes para los ejes posterior y anterior con un minitaladro o limando, para lo que una vez más, nos es útil una carrocería comercial de similares características que nos sirva como piedra de toque, y posteriormente ajustamos el chasis con el motor y los ejes ya incorporados, prestando atención a que la corona y el tren posterior no rocen en ningún momento y la guía tenga espacio para girar. A veces, y según el modelo escogido, es necesario retocar el chasis. Ahora podemos ir lijando por dentro el sitio donde colocamos el tren delantero, pues lo fijamos a presión.

Varias carrocerías del Ferrari F1 2000
Diversos estados del pintado y decoración de la miniatura

Ahora deberemos confeccionar los alerones que originalmente monte el coche original. En este caso el posterior es normal y podemos sacarlo a partir de uno comercial, pero el anterior es en forma de ala delta y nos lo tendremos que fabricar desde el principio con nuestros propios medios. Los presentamos para verificar que no toquen a las ruedas delanteras, sobre todo si decidimos utilizar ejes con dirección como los que habitualmente en los últimos años se utilizan en los coches de slot que reproducen a los Fórmula 1 reales.

También hacemos las entradas de aire de los pontones laterales. Podemos cortar y añadir una pequeña pieza -nos sirve un resto de la fibra empleada en la confección del vehículo- que siga la armonía del módulo central de la carrocería, o podemos optar por recortar en forma de "U" caída hacia dentro y con un soldador calentar ese trozo y desdoblarlo y alinearlo.

Ferrari F1 2000 de slot acabado
Al fin podemos ver el coche terminado rodando en la pista

Una vez que todo ajusta y la carrocería guarda un equilibrio, marcamos los anclajes para la tornillería y los realizamos con unos pequeños cilindros de fibra. Luego damos las formas que anteriormente habíamos anulado en el molde inicial, como la toma de aire que hay detrás del cockpit, y también repasamos las uniones ficticias de la carrocería con limas finas. Además, hacemos los escapes en ""periscopio"

DETALLES Y DECORACIÓN DEL MODELO EN FIBRA DE VIDRIO

Finalmente hacemos los pequeños detalles aerodinámicos con resina, y los más grandes, como los deflectores laterales que hay tras el eje delantero y los flip-ups, con fibra de vidrio, siguiendo la metodología que hemos descrito a lo largo de todo el reportaje.

La cruceta de la cámara de T.V, cargas aerodinámicas, retrovisores, manillar, antenas, etc. los podemos realizar con todo tipo de materiales que tengamos a mano, y el piloto con resina sola, a partir de un molde. Una vez todo esté a punto, encolamos cada cosa en su sitio, con resina aquellos elementos realizados en fibra de vidrio y con pegamentos convencionales el resto, y después lijamos los sobrantes.

Frontal del Ferrari F1 2000 de slot
Frontal del Ferrari F1 2000

Por fin pinto y decoro por entero a mano alzada, por lo menos la primera carrocería, aún a riesgo de que se puedan notar a primera vista las pinceladas. En las siguientes capas aplico cinta encubridora, calcas, recortes, etc, aunque la herramienta ideal para este proceso es sin duda el aerógrafo.

Montamos los ejes, chasis y motor y probamos el coche en la pista con el corazón encogido ante la emoción de verlo al fin funcionar. Nos puede convenir retocar el anclaje del eje anterior para que el coche caiga de morro, pero atención a los retoques en la parte posterior, pues peligra la corona. Los defectos en todas sus vistas los corregimos sobre la marcha y después de algunos vuelcos veremos qué puntos hemos de reforzar… y qué partes hemos de hacer con materiales más resistentes o elásticos en la próxima carrocería.

Y hasta aquí llegaba este artículo de la revista Miniauto. Recordad que se publicó en el año 2000 y nos hemos de situar mentalmente en aquellos años, por lo que si alguien tiene alguna pregunta que no dude en hacerla.

Para completar este artículo y a modo de ampliación, podéis consultar la explicación que aparece en la entrada del Renault R23 de Alonso (AQUÍ), y que también hace referencia a cómo realizar carrocerías en fibra de vidrio.

Añado dos imágenes más. En la primera vemos una vista actual del coche de esta entrada y en la siguiente, una imagen analógica de aquella época y esta escaneada. El Ferrari F1 2000, junto al Minardi M02 que pilotó Marc Gené en el año 2001 y que está hecho siguiendo el mismo procedimiento que el Ferrari de esta entrada.

El Ferrari F1 2000 de slot
El Ferrari F1 2000 de esta entrada

Ferrari F1 2000 y Minardi M02 de slot
Ferrari F1 2000 y Minardi M02 del 2001

Un saludo y gracias por leer.

.


viernes, 17 de junio de 2022

Como hacer un sencillo marcapáginas (punto de libro)

Os voy a mostrar cómo hacer un punto de libro o también llamado marcapáginas, marcahojas u otros sinónimos. Solo necesitamos el papel, unas tijeras infantiles y un poco de pegamento.

Es un diseño sencillo y se lo hice realizar a dos niños de siete años sin ningún problema. Yo los guiaba a la vez que hacia mi punto de libro y se fijaban en mí. Les daba instrucciones del tipo: “llevar esta punta hacia la otra” “doblar por aquí”, etc.

El papel ha de ser cuadrado. Yo he utilizado hojitas de los blocs marca-notas de sobremesa y que suelen ser regalos publicitarios. Hacían 10 x 10 centímetros, aunque en la red he visto sitios donde la medida para esta manualidad es dos centímetros menos.

Como hacer un marcapáginas (punto de libro)

1)- Doblamos el papel por la mitad, llevando una esquina (flecha verde) hacia la esquina contraria (cuadrado azul), con lo que tendremos marcada una diagonal. Ahora repetimos la operación pero con las otras esquinas y ya tendremos las dos diagonales.

2)- Realizamos un procedimiento parecido doblando el papel por la mitad, pero ahora llevando uno de los lados (flecha verde) hacia el lado contrario (rectángulo azul). Ahora repetimos la operación pero con los otros dos lados. Las líneas discontinuas son los dobleces que hemos realizado.

3)- Este paso es un poco más difícil. Se ha de llevar una punta (flecha verde) hacia el centro del papel (cuadrado azul). Ahora realizamos otro doblez de igual manera, pero de la esquina contraria.

4)- Nos queda una hojita de papel cuadrada con todos estos dobleces que están marcados por esas líneas discontinuas. 

Como hacer un punto de libro o marcapáginas
Pasos para realizar un punto de libro

5)- Ahora se han de cortar estas dos esquinas que hemos marcado en el paso anterior por el sitio por donde las hemos doblado (raya roja). Yo a los niños les he hecho marcar con un lápiz ese doblez, para que vean por donde han de cortar.

6)- De igual forma que en el paso anterior, he hecho marcar a los niños con lápiz esos dos dobleces que ya habíamos hecho. Luego les he dicho que corten sin salirse de las rayas.

7)- Ahora tenemos la hojita de papel ya preparada con esta forma y con algunos dobleces.

8)- Pasamos a doblar esa esquina “libre” y siguiendo el doblez que ya tenemos marcado, hacia el lado contrario. Ponemos un poco de pegamento por lado que vemos. Luego y de igual forma, doblamos la otra esquina que nos queda libre y nos quedará encolada encima de la anterior.

9)- Y ya tenemos nuestro marca-hojas acabado pudiendo utilizar como “lado bueno” cualquiera de las dos caras. Si hemos utilizado un papel de colores lo podemos dejar así o si el papel es blanco, que los niños pinten el marca-hojas del color que quieran. También pueden dibujar cosas encima. 

10)- Otra posibilidad es encolar encima cualquier dibujo realizado por los niños o cualquier motivo que les guste recortado de una revista. Desde un personaje del comic, a cualquier objeto cotidiano, como por ejemplo, una rosa.

Un marcapáginas o punto de libro
Puntos de libro (marca-páginas)

El resultado.


Los dibujos de la anterior imagen están imprimidos sobre cartulina con el trazo en su mínimo ancho y en tonalidad gris. De esta forma los niños has de reseguir los dibujos, luego colorearlos y por último recortarlos. Los he encolado yo con cola blanca y aplicada solo en la parte que es visible que sería la mitad.
Como podéis ver en la imagen, todos los dibujos están encolados por el lado donde es visible solo medio marca-hojas, a excepción del helado que esta encolado por detrás.


sábado, 21 de mayo de 2022

Como hacer un McLaren M23/6 a partir de otro coche de slot

Este es otro de esos temas antiguos y que publiqué en Noviembre de 2003, en el desaparecido portal de SlotCenter. Este modelo a escala del McLaren M23/6 de 1977, lo realizaba a la vez que el Ferrari 126/C2 de 1982 (AQUÍ)  y a partir de ellos, varios de los coches de slot que he transformado, han seguido parecido procedimiento que estos.

Transformación del Lola-Ford para hacer un McLaren para slot

Realizaré un copiar y pegar de una síntesis de este tema. Las imágenes de que dispongo son de baja calidad pues son escaneadas de otras analógicas y que después fueron manipuladas con el paint.

Pero el “hermano gemelo” de este McLaren, el M25/1 y que patrocinaba el Centro Asegurador, lo estoy haciendo en la actualidad y básicamente siguiendo igual procedimiento de transformación (AQUÍ). Es el coche que utilizo Emilio de Villota en 1978.

Primeros pasos de la transformación.

Empezamos haciendo un esquema (línea roja discontinua) del coche donante, que para esta ocasión es la aberración que cometieron SCX-Matchbox con el Indy Lola-Ford de Fermín Vélez y del que también hice su coche en S&B (AQUÍ). 

Luego y a partir de fotografías, hacemos otro esquema del coche que queremos hacer, o sea del McLaren M23/6 de Emilio de Villota (en el esquema en azul) y “montamos” ambos dibujos, uno sobre otro. Como no coincidirán, hemos de mirar de adaptar el segundo al primero, como vemos en el esquema nº 12.

Por supuesto que nos será muy útil tener mucha documentación gráfica del M23 (también de James Hunt).

Croquis del McLaren M23/6 de slot
Croquis McLaren M23/6

Como transformar un fórmula 1 de slot


En la parte posterior del Lola Ford los pontones hacen un ángulo, pero en el McLaren el lateral de los pontones es recto hasta casi tocar la rueda posterior.
Hacemos un corte con el cuter sobre el pontón en este tramo final. Desde el mismo ángulo y hasta la distancia que nos permita que al desdoblarlo no toque la rueda (ver esquema nº 1). Además, justo a la altura del ángulo hacemos pequeños cortes perpendiculares (“c”) al lateral para facilitar el poder “abrir” esa pieza (flecha verde).
Aplicamos calor y cuando se reblandece desdoblamos y convertimos ese ángulo en una superficie recta y alineada a todo el pontón. Es conveniente ayudarnos de una regla metálica o similar.
Para los que dominen la técnica, este paso (y otros) lo podemos hacer con acetona.

A los lados de los pontones el Indy tiene unas entradas de aire que hemos de tapar, pero el M23 también las tiene, aunque más hacia atrás. Las marcamos y recortamos con cuter.

En esta parte posterior de los pontones va alojado el motor, por lo que en su superficie superior hemos de hacer unos cortes como en forma de “V”. Marcamos, cortamos y vaciamos esa zona (ver imagen número 2). Mejor quedarnos “cortos” pues siempre estamos a tiempo de cortar un poco más.
Ahora modificamos el “airbox” marcando una raya horizontal en el Lola-Ford en su 1/3 final. Corresponde al espacio que ocupa el motor. Cortamos sobre esa línea y luego hacia abajo, hacia la “V” que hemos hecho antes a los pontones, y suprimimos ese trozo. Vemos que el airbox queda como volando (imagen 2).

El lateral del morro del McLaren tiene una forma característica, por lo que la dificultad está en adaptar el del coche donante. Tomamos las medidas oportunas y de una caja de plástico dibujamos la forma y cortamos con el ángulo incluido (en rojo en el esquema nº 3) es decir, con su parte horizontal y la vertical.
Podemos hacer dos piezas pues tenemos un lateral de morro horizontal, que de hecho incluye un trozo del cuerpo del coche y va desde los pontones (altura del cockpit) hasta medio morro. Luego otra pieza pues hay un punto donde se inclina esta superficie hacía abajo, hasta llegar y pasar al alerón anterior.
La parte vertical que hemos añadido, la hemos de adaptar para que podamos poner y sacar la carrocería del chasis. Para ello dibujamos y hacemos los cortes que precisemos para el aje anterior.

Nos vamos a la parte anterior del pontón, en su unión con el cuerpo del coche.
Si nos fijamos en diferentes fotografías, el pontón de M23 “parte” hacia afuera en diagonal y no en ángulo recto como el Indy. Marcamos esa diagonal y cortamos el sobrante del pontón y también del chasis.

Hemos de elevar el lateral del cockpit un par de milímetros y alinearlo hacia el morro. Encolamos dos trozos de plástico y vigilamos no tapar o dañar los anclajes de los retrovisores. Vigilar que queden en armonía con el resto del exterior del CockPit.

Trabajos sobre el M23/6 de slot
Trabajos sobre el M23/6

En la parte superior del airbox hemos de poner un poco de masilla para aumentar esta forma curva y también en los laterales para verticalizarlo, pues el Lola sube muy inclinado. También podemos optar por emplear unas tiras de plástico fino arriba y a los lados y luego con masilla suavizamos el escalón que se forma.
En este Airbox y justo tras el piloto vemos que hay como unas entradas de aire a cada lado con forma de “L” invertida. Las he conformado con el plástico blanco que hay en el interior de las cajas de los Smint que es muy fino.
Tomo cuatro trozos pequeños, aplico calor y los doblo en ángulo recto (o cortamos cuatro ángulos como en el esquema número 4) a la vez que les doy una primera forma a grosso modo. Encolo dos y dos pero con un pequeño trozo en medio (en rojo en el esquema) en ambos extremos de esa “L” para que quede hueco y represente la entrada de aire.
Vuelvo a pulir, pero dando ya la forma definitiva, plana delante y formando en su vista aérea como “un cuarto” de ovalo. Una vez hecho, los encolo a los lados del airbox dejando en medio el arco de seguridad. Luego relleno con masilla los espacios que quedan en la parte inferior y en la posterior de este conjunto.

Los alerones los hemos de adecuar a este McLaren M23/6.
El posterior hemos de recortar un buen trozo de su parte superior. Es de un solo plano y en una vista aérea es cuadrado pero con un pico hacia delante. Añadimos este pico con un sobrante, vigilando que quede perfectamente alineado. Los planos laterales de este alerón tienen forma de polígono irregular.
Al alerón anterior le recortamos por detrás los planos laterales, para adecuarlo a la forma de los del M23.

Acabados del McLaren M23/6 de slot


El cockPit del M23 tiene un parabrisas que rodea totalmente el habitáculo y además es de color amarillo. Aquí cada uno puede aplicar el truco que sepa, e incluso dejar solo el del Indy pero coloreado. Yo lo he cambiado por uno de acetato. Luego he coloreado por dentro en amarillo/naranja.

En la parte de atrás tenemos el hueco que antes hemos cortado sobre los pontones y en el airbox. Nos queda un espacio donde el que quiera puede adaptar y alojar un motor simulado.

Podemos hacer los retrovisores con las formas del coche que estemos reproduciendo. Yo he utilizado los del coche donante.

El piloto también es el del coche donante, de medio cuerpo.

Los radiadores laterales, los podemos hacer a partir de la tela metálica de un colador o de cualquier tipo de malla fina.

Pintura y decoración


Aplicamos una capa de imprimación para ver los defectos y además para que la pintura coja mejor. De haber errores, los corregimos con masilla.

El McLaren M23/6 con imprimación
El McLaren M23/6 acabado

Pintamos el coche con la decoración del M23/6 Iberia de Emilio de Villota de 1977, que en este caso la he realizado a pincel.

La decoración es a mano alzada (a pulso) con pinceles muy finos.

Y este es el resultado: El McLaren M23/6 de Emilio de Villota que utilizó en algunos G.P. de 1977

McLaren M23/6 "Iberia" de Emilio de Villota de slot
McLaren M23/6 "Iberia" de Emilio de Villota

McLaren M23/6 de Emilio de Villota de slot
McLaren M23/6 Emilio de Villota

En la siguiente imagen, el McLaren M23/6 que utilizó Emilio de Villota en 1977 y patrocinado por Iberia, junto al Ferrari 126/C2 de 1982 y que pilotó Gilles Villeneuve (AQUÍ). 
Como he comentado, ambos coches los hice a la par y utilizando parecidos procedimientos, aunque el coche donante era diferente.
Espero que probéis de hacer una transformación de este tipo.

Ferrari 126/C2 y McLaren M23/6 de slot
Ferrari 126/C2 y McLaren M23/6

Y hasta aquí llega la copia del texto que publiqué en el desaparecido portal de SlotCenter. Y como dije en su día en el año 2003, espero que os animéis a realizar una transformación de este tipo.

Un saludo y gracias por leer.
.

miércoles, 11 de mayo de 2022

Como hacer el Renault R23 de Alonso en fibra de vidrio

El jueves día 3 de abril del año 2003, publicaba estas líneas en el desaparecido portal de “SlotCenter”:

“Tengo intención de empezar en Semana Santa la construcción del Fórmula 1 Renault R23 a E:1/32 (slot) en fibra de vidrio que pilota Fernando Alonso. Solo aprovecharé un chasis y las ruedas de una marca comercial.

A medida que lo vaya haciendo iré explicándolo... Primero realizaré el modelo en madera, que nos servirá de matriz y a partir de esta matriz, haré un molde de escayola del que “sacaré” el coche en fibra de vidrio.” Y empecé con este coche el 8 de abril de ese año y lo acabé a mediados de julio.

Pongo esto porque nos hemos de situar en ese año 2003, para imaginar lo que representaba publicar esta carrocería en plena ebullición de la “alonsomania”

Haré un copiar y pegar de parte del tema que publiqué en diferentes foros aquel verano del 2003. Siento no tener muchas imágenes de todo el proceso pues tras casi 20 años, los servidores donde algunas de estas fotografías estaban alojadas, han desaparecido.

Hacer la carrocería del R-23 de fórmula-1 en fibra de vidrio.

Es la construcción del modelo a escala de la carrocería del Renault R23 con la decoración que correrá este año en Montmeló. De hecho utilizando el mismo sistema podemos realizar cualquier Formula1 actual e incluso algún histórico.

Explicaré el paso a paso de todo este proceso de construcción de la forma y con los materiales que yo utilicé, dejando la puerta abierta a todo tipo de alternativas. Con esto creo que cualquiera de vosotros podrá seguir esta construcción sin problemas.

En general hablaremos de materiales y herramientas accesibles, baratos y nada sofisticados, no necesitando nada especial y que seguro que todos los tenemos a mano.

Aparte de cuter, tijeras, limas, etc. solo dispongo de un minitaladro como herramienta “no habitual” y de un “normalito” aerógrafo.

Para la pintura utilizo un sencillo aerógrafo, pero muchos de mis modelos están pintados a pincel. La verdad es que al compararlos entre ellos, se nota la diferencia, pero de forma individualizada el aspecto es bueno.

En cuanto a la decoración, la realizo en su totalidad a mano alzada, aunque se pueden utilizar calcas o escáneres e impresión sobre papel adhesivo (recordad que hablamos del año 2003).

Empezamos por realizar los planos y/o esquemas, intentando ser lo más fieles al original que podamos.

Para hacerlos tomamos una foto aérea y otra lateral o en su defecto esquemas del R23 o del coche que queremos hacer y las reducimos o ampliamos hasta la escala 1:32.

Esta escala no será del todo exacta, pues la tendremos que adaptar al chasis, motor y ruedas que queramos utilizar. Lo propio ocurre con alguna de las formas.

Sabemos que el Renault R23 tiene un largo de 4.600 milímetros y un ancho de 2.000 milímetros. En la escala 1/32 nos quedan 143’7 milímetros de largo y 62’5 milímetros de ancho.

Mantenemos el largo, pero el ancho lo adaptamos al chasis, ruedas y motor de slot comerciales.

Como hacer un modelo en madera (matriz) de un fórmula 1

Empezamos por hacer un modelo en madera del “cuerpo” de ese coche y que será nuestra “matriz” sobre la que realizaremos el molde de escayola.

El primer paso es traspasar las formas globales del coche a dos o tres planchas de madera. Yo he utilizado una de contrachapado de 6 mm y otra de pino de 10mm, marcando el hueco del cockpit solo en esta última. Podemos utilizar una sola madera, pero ese grosor es muy difícil de trabajar.

Recortamos ambas piezas con una sierra de marquetería por fuera, dejando un pequeño margen para poder pulir sin pasarnos. Es aconsejable mantener dibujada sobre esta pieza una raya para tener siempre el eje de simetría.

Ahora pasamos a marcar sobre esta pieza y por medio de otra plantilla o a pulso, el perfil del coche desde los bajos hasta la altura de los pontones. Para recortar estas formas utilizamos cúter, limas y papel de lija.

Ahora con un resto o trozo pequeño de madera, damos forma aproximada al “airbox” (toma de aire que está por encima y detrás del piloto). La podemos alargar hasta la situación de la corona. Encolaremos más tarde el airbox con cola blanca de carpintero para evitar que nos moleste.

En la siguiente imagen vemos todo esto aplicado a la carrocería del R24, pues como ya he comentado, no encuentro las imágenes del R23.

Matriz en madera del Renault R23
Matriz en madera del R23

Una vez tenemos la forma definitiva del cuerpo del coche, intentamos armonizar el conjunto poniendo masilla donde creamos que hay “huecos” o formas bruscas.

Tapamos los errores “untando” la carrocería con masilla un poco diluida y volver a lijar con un grano más fino.

Para que veáis que no es nada del otro mundo, en la imagen de más abajo podéis ver la matriz “en bruto” pintada a pincel, sin pulir en fino y además es de un foto escaneada. A falta de pan...

Antes de este pulido y pintado “final” podemos marcar con un cúter las “líneas” de las diferentes partes que conforman la carrocería del modelo original, el tapón de la gasolina, etc.

Hacer un molde de escayola.

Por las formas y para poder desmoldear más fácilmente, necesitamos un molde de al menos tres piezas, una para el morro y las otras dos para los laterales.

En caso de que exista algún punto que no nos permita desmoldear, cubrimos con plastilina este “freno” y en otro momento del proceso rehacemos ese “espacio”.

Empezamos con el morro que lo encolaremos por debajo y siguiendo su contorno curvo en un cartón o cartulina a la que hemos dado forma de caja, dejando a ambos lados y por delante un margen de al menos dos dedos. Colocamos un trozo de plastilina, a modo de barrera de separación del morro y el cockpit del resto del coche.

Untamos todo con cualquier agente desmoldeante, para que no se enganche el coche (podéis probar con grasa diluida en aceite).

Repetimos el proceso para uno de los lados, que correspondería a la mitad del airbox y uno de los pontones. Aquí “cegaremos” con plastilina las canalizaciones que hay tras el piloto, pues si no, no podremos desmoldear.

Colocamos el trozo de molde del morro en su sitio en la carrocería y de nuevo encolamos o fijamos el modelo en una “cajita de cartón”. Separamos con plastilina la mitad posterior del coche siguiendo el vértice superior del airbox. Igualmente dejamos un margen de unos dos dedos al lado y atrás.

Volvemos a pintar con algún desmoldeante, incluyendo el trozo de molde que ya tenemos hecho y volcamos el escayola.

Atención:

Es aconsejable poner unas marcas o muescas (tipo macho-hembra “MH”) en la plastilina para que se adapten entre ellas las piezas de los moldes. De esta forma evitaremos que cuando usemos el molde “bailen” y no queden alineadas en su sitio exacto.

Repetimos de nuevo el proceso para la otra parte de los pontones. Colocamos las dos partes del molde que ya tenemos hechas sobre la matriz y en una “cajita” y aplicamos agentes desmoldeantes tanto en la parte del modelo que queda, como en las partes de escayola que ya tenemos hechas.

Una vez secas estas tres (o cuatro) partes, pintamos el interior del molde y veremos los defectos y las posibles pequeñas burbujas de aire. Las rellenamos con masilla o plastilina y una pequeña espátula, asegurándonos que quede una superficie lisa.

El molde y la carrocería del Renault R23
El molde y la carrocería del Renault R23

Hacer la carrocería en fibra de vidrio.

Este es un punto de difícil explicación y lo mejor es tener la ayuda de alguien con algún tipo de afición dentro del modelismo en general y que haya trabajado con estos materiales o recoger consejos en la red. También es aconsejable dejarse asesorar por el dependiente de vuestro comercio habitual. Con todo, siempre ha de haber una primera vez y bien puede ser esta.

Hemos de conocer o intentar enterarnos de los tipos y porcentajes de aplicación de la resina y del catalizador, diferencias de densidad entre los tejidos, tiempos de endurecimiento y secado, etc. Hay muchas combinaciones de capas, resinas y tejidos, pero siempre hemos de pensar en la resistencia, el peso y el grosor para evitar el problema de que luego no nos entre el motor, toque la corona, etc. Es aconsejable tener y utilizar jeringuillas, de esta forma sabremos las cantidades exactas que estamos utilizando y que podemos anotar en algún sitio para acordarnos en sucesivas operaciones.

No hemos de olvidar que en la escala 1:32 este coche es de unos 14 cm. y es muy difícil adaptar según que tipo y grosor de tejido.

Tendremos preparados trozos de tejido de fibra de vidrio ya recortados a “grosso modo” y por exceso con las formas de las partes del coche.

Cogemos las tres partes (o más) del molde de escayola que ya tenemos hecho y lo conjuntamos en una sola unidad, todas bien alineadas, sin que se formen escalones.

Sujetamos este conjunto con gomas o cinta adhesiva de forma que quede “una pieza” sólida y no se separen las diferentes partes entre ellas. Luego, untamos su interior con algún agente desmoldeante o separador.

Aplicar la fibra de vidrio al molde

Empezamos por aplicar una capa de resina (y catalizador) con un pincel ordinario pequeño, asegurándonos de que toda la pieza está bien “untada”.

Después de esta capa de resina y siempre de forma continua y sin pararnos, ya podemos empezar a colocar la primera capa con los trozos de tejido de fibra de vidrio fino, poco a poco, pero con la celeridad suficiente para que no se nos endurezca la mezcla. Apretamos con el pincel, ajustando bien en las esquinas para que no queden dobleces ni burbujas.

En esta capa utilizo un tipo de tejido que se llama “velo de superficie” con un tacto parecido a papel secante y que se adapta a todo tipo de curvas. Según el modelo de coche, aplico una o dos capas.

Seguimos con la segunda capa de tejido más grueso, que tendremos ya cortado y preparado. Prestamos atención a aplicarlo de forma compacta, evitando que se formen bolsas de aire, arrugas, etc. Dependiendo de la densidad (grosor), con una sola capa es suficiente.

Dejamos secar un tiempo prudencial (leer las instrucciones de los botes de resina y dejarse aconsejar) y desmoldeamos.

Cuando la carrocería ya está del todo seca, marcamos con rotulador “el nivel real” de la carrocería, es decir, su altura, para poder recortar los sobrantes de fibra de vidrio con un cúter. Los recortamos siempre por exceso y sin ajustar demasiado para poder lijar luego apoyándonos en una superficie plana.

Luego lijamos la carrocería con lijas adecuadas a la fibra de vidrio y con diferentes granos (de nuevo consultar en un establecimiento adecuado). Corregimos los defectos con resina sola o según su tamaño con cualquier otro material (masilla) y a la vez vamos tapando los poros que han quedado.

Acabando la carrocería del Renault R23 de Alonso

Ahora ya podemos empezar a “presentar” la carrocería al chasis.

Recortamos y ahuecamos los encajes para el eje posterior utilizando un minitaladro, una pequeña hoja de sierra o limando estos espacios.

Probamos el chasis con el eje posterior vigilando que gire libremente y sin problemas y sobre todo de que no roce la corona.

Para el soporte del tren anterior y del portaguias, procedemos de igual forma, recortando en la carrocería esa forma que tienen estos encajes.

Cuando hemos verificado que la carrocería se ajusta al chasis y que entra con los ejes de las ruedas ya incorporados, la probamos con el motor de slot puesto.

Hacer los elementos (complementos) de la carrocería

Bien, ya tenemos “el cuerpo” del coche. Ahora hemos de hacer los diferentes elementos y ajustarlos sobre el chasis: los alerones, deflectores laterales, flip-ups, piloto, retrovisores y la cámara de TV.

Algunos de estos elementos los podemos comprar en comercios especializados y adaptarlos a los del R23 o al del modelo que hayamos escogido.

Ahora y una vez hechos, solo “presentamos” estos elementos para ver como quedan pero no los encolamos, pues los anclaremos a la carrocería en otro momento del proceso para que no nos estorben mientras estamos trabajando.

Los alerones, los deflectores laterales y otros elementos aerodinámicos, los podemos realizar con el plástico de una tarjeta de crédito. Yo los he hecho también con fibra de vidrio.

Para el piloto podemos utilizar uno comercial. Pero esto es un scratch&building y ya no nos viene de un piloto. Sacamos un molde de uno original o hacemos uno parecido con resina y le damos la forma adecuada con calor.

Para hacer la cámara de TV con esa característica forma de “T”, solo hemos de observar a nuestro alrededor y las podemos sacar de cualquier trozo de plástico con esta forma.

Para los retrovisores damos la forma que nos interesa a una punta de madera y hacemos unas marcas en plastilina. Luego cortamos unos trozos de alambre fino (cierres del pan de molde) y los colocamos en estas muescas con la orientación debida, que en el R23 es inclinada. Llenamos con un poco de resina y dejamos secar.

Hacemos las muescas que representan las marcas de unión de las diferentes partes de la carrocería. Al final seguramente las tendremos que volver a repasar.

No nos olvidaremos del tapón de gasolina, que según la configuración del circuito puede estar en un lado o en ambos.

Marcamos los anclajes del chasis para la tornillería y los realizamos con unos pequeños cilindros de fibra de vidrio o con restos de tubos de plásticos que nos puedan servir.

Pintura y decoración del R23

Aplicamos una primera capa de imprimación con lo que la pintura cogerá mejor. Además nos sirve para ver los posibles pequeños defectos que corregiremos utilizando masilla y puliendo con calma.

El Renault R23 de slot con imprimación
El Renault R23 con imprimación

Una vez seca, podemos aplicar una segunda capa. De ser necesario, antes lavamos de nuevo la carrocería para que no queden restos de grasa y nuestras huellas.

Dejamos secar resguardando el modelo y evitaremos tocarlo con los dedos para poder empezar a aplicar los colores del coche que hayamos escogido.

Como veis en estas dos imágenes, el aspecto que presentaba el coche en aquel año 2003, era de lo más llamativo. Le salieron “muchas novias” y me propusieron clonarlo, pero en aquellos tiempos no me apetecía meterme en los posibles problemas que esto conlleva.

Renault R23 de fórmula 1 para slot con imprimación
Otra vista del R23 con imprimación

Pintar el modelo.

Para pintar el modelo utilizaba un sencillo aerógrafo empezando por los colores más claros. Dejamos secar completamente y de ser necesario aplicamos una segunda capa.

Seguimos aplicando el siguiente color pero protegiendo las partes ya pintadas con encubridoras o de enmascarar.

La decoración

Para la decoración y en aquellos años, la realizaba por entero a mano alzada con pequeños pinceles. Los que dominen las técnicas de escanear e imprimir sobre papel específico para estas cosas, conseguirá un excelente resultado final. De nuevo recordad que este tema se publicó en el año 2003 y el tema de las calcas caseras era un poco lejano para muchos.

Según si la decoración es de un circuito u otro “Mild Seven” esta substituido por “Blue World”. Pero pensar que en el pasado GP de Magny Cours, los Renault no llevaban ni logos, ni símiles de la marca de tabaco.

Pintaremos el piloto, el mono y los guantes. Sobre todo pintaremos el casco, que ha de ser fiel a sus colores.

El Renault R23 de Fernando Alonso de slot acabado

Después de muchas horas, grandes dosis de calma y paciencia, enfados por meter la pata y no se que más...

Este es el resultado del Renault R23 de Fernando Alonso realizado en fibra de vidrio.

Renault R23 de Fernando Alonso de slot
Renault R23 de Fernando Alonso

Renault R23 de Alonso del 2003 de slot
Renault R23 de Alonso del 2003

Renault R23 del 2003 de slot que pilotó Alonso
Renault R23 del 2003 que pilotó Alonso

En la siguiente imagen se aprecian otros dos fórmula-1 que no son de fibra de vidrio, sino que han salido de una transformación muy drástica de otro coche comercial. El Ferrari 126 C2 de 1982 (AQUÍ)  y el McLaren M23/6 “Iberia” de 1977 (AQUI).

Renault R23, McLaren M23/6 y Ferrari 126/C2 de slot
Renault R23, McLaren M23/6 y Ferrari 126/C2

Valorar el resultado de vuestro trabajo por todo lo que habéis hecho, por vuestro esfuerzo y voluntad y sobre todo por la ilusión que habéis puesto. Para nada lo comparéis con un coche comercial.

Espero haberlo conseguido...

Y esta entrada es parte de un extensísimo tema, que como ya he mencionado, se publicó en el portal de SlotCenter en el año 2003.

Un saludo a todos y gracias por leer.

.

AMPLIACIÓN > Para completar esta entrada y a modo de ampliación, podéis consultar un artículo que se publicó en el año 2000 en la revista Miniauto (física). He escaneado este artículo que hacía referencia a cómo realizar carrocerías en fibra de vidrio y utilicé como modelo el Ferrari F1 2000 (AQUÍ).

Ambos son modelos a escala para slot de coches de fórmula 1 y realizados en fibra de vidrio.

De nuevo un saludo a todos.

.

martes, 5 de abril de 2022

Como transformar un coche de slot en el McLaren M25-1 de Villota

Voy a explicar el paso a paso de como he realizado una transformación parecida a la que he realizado en otras ocasiones con otros modelos a escala de coches de fórmula-1 de slot. En principio y para hacer este McLaren M25/1 de 1978, mi intención era utilizar un Minardi M193 (M195) de SCX, pero al realizar el corte oblicuo que lleva el McLaren sobre los pontones laterales, hubiera perdido los tetones de anclaje del chasis. Luego estudié la posibilidad de utilizar un desguace de un Ferrari F1/87 de Scalextric, pero tenía que retrasar el habitáculo y modificar mucho el morro. Así que voy a utilizar de coche donante un Lola-Ford de Fermín Vélez de SCX-Matchbox nuevo.

El McLaren M25-1 de slot de Emilio de Villota

Pero ¿Qué coche era el M25-1?

Conozcamos un poco de su historia (recogida de la red),de sus diferentes dueños y, lógicamente, de cuando pue propiedad del equipo de Emilio de Villota.

El McLaren M25 de fórmula 1

En 1973 McLaren comenzó a trabajar en un nuevo automóvil basado en su exitoso McLaren M23 de Fórmula 1, el Mclaren M25.

Fue una rara evolución del M23 para la F5000 y se construyó una sola unidad. El nuevo automóvil se mostró prometedor en sus primeras pruebas en noviembre de ese año de 1973, pilotado por John Nicholson.

-Tiempo después, Denny Hulme lo probó en Silverstone y pensó que era uno de los coches más rápidos y bonitos que había conducido.

-Según Doug Nye, este McLaren M25 no se acabó hasta principios de 1975 y fue probado por Howden Ganley, aunque ese año no corrió en ninguna prueba.

-Se volvió a probar en 1976, momento en el que ya era demasiado tarde para que fuera competitivo.

Tuvo numerosos dueños y otros que quisieron serlo, pero no pudieron, como Tony Dean.

-Carlos Avallone lo compró en febrero de 1974 pero el coche le fue incautado.

-Luego David Hepworth lo compró en una subasta, pero no usó el coche con el color Mclaren Orange, sino con el color de Hepworth Racing Organisation, que es Alfa Romeo Yellow Ochre. La prueba la realizó Bob Evans en Brands Hatch y corrió en F5000 en 1976 dos veces para Hepworth con el M25/1.

Según Autosport, era "un McLaren nuevo de tres años …/… con un motor que era aún más antiguo (5 años)”.

-En 1977 lo compró el equipo Iberia de Guiseppe Risi para Emilio de Villota. Fue reconstruido a la especificación M23 con motor DFV, para servir como respaldo al M23/6 de fábrica que ya tenía el equipo. Además, también utilizaron elementos del McLaren M26, con lo que la posible confusión al datar imágenes de los dos coches, estaba servida.

-Posteriormente, el M25/1 se usó como un auto de exhibición hasta 1982.

-En agosto de 1982 el coche fue vendido por Risi a través de Bobby Howlings a David McLaughlin y se convirtió en un auto de carreras históricas.

-En abril de 1985 fue vendido a John Foulston y se cree que lo pilotó varias veces. Este piloto renumeró el coche como M23/14, así que de nuevo ¡cuidado con los historiadores!

-Años después fue adquirido por el coleccionista Abba Kogan, quien lo restauró a la especificación F5000, y corrió en el Trofeo Derek Bell en Oulton Park en 2008. 

Aunque hay un poco de polémica y alguna contradicción, parece ser que el M25/1 compitió en 11 carreras oficiales, dos como F5000 y nueve como F1.

El McLaren M25-1 y Emilio de Villota en 1978

En 1977 Guiseppe Risi compró el McLaren M25/1, para el equipo Iberia de Emilio de Villota como respaldo a su McLaren M23/6. De este M25/1 solo había una unidad hecha en 1973, como una rara evolución del M23 para la F5000.

Emilio corrió con el M25/1 y el M23/6, en el Campeonato Aurora (Fórmula-1 inglesa) durante la temporada de 1978, logrando unos buenos resultados. Pero parece ser que ya usó el M25/1 en la última carrera de la temporada de 1977, Brithsh Grupo 8 de Shellsport en Brands Hatch, el 16 de octubre.

El equipo convirtió la especificación M25 F5000 a las especificaciones del M23 de fórmula 1 que ya tenían, incluyendo el motor DFV, aunque con la entrada de aire del M26. Sólo unos mínimos cambios en la decoración, permitieron en ese momento diferenciar a los dos coches. Además, es casi seguro que mirando el coche, muy pocas piezas del M25 quedaron visibles en ese “nuevo M23”.

Al ser dos coches idénticos, puede ser la causa de la confusión sobre qué coche intentó clasificar de Villota en el GP de España de 1978. Autosport (Doug Nye, Mike Lang y Steve Small) se refieren a ese coche como un M23. Pero Sheldon, que debería ser una fuente más fiable, parece ser que hablaba de un M25. Sobre esta discrepancia, hay un hecho que la clarifica.

Villota se presentó y utilizó sus dos McLaren, el M25/1 y el M23/6 en los entrenamientos de ese gran premio celebrado en el circuito del Jarama. Ambos coches llevaban para esa temporada de 1978 una decoración idéntica, con el patrocinio de Centro Asegurador y no el de Iberia, que esponsorizó a Villota en 1977.

En los entrenamientos del viernes, Villota giró a la salida de la esquina que conduce a la recta principal y fue embestido por el piloto oficial de McLaren, James Hunt. Al parecer, el coche con el que entrenaba ese viernes era el M25/1 que sufrió muchos e importantes desperfectos, imposibles de reparar en una noche. Pero el sábado Villota salió a realizar los entrenamientos y ¿con que coche? Pues utilizó su coche de respaldo, el M23/6, pero no pudo clasificarse.

Transformar un coche de slot en un McLaren M25

Antes de nada, aclarar que no voy a hacer el genuino McLaren M25/1. Intentaré llegar al M25/1 que participó en el Gran Premio de España, celebrado en el circuito del Jarama en 1978 y pilotado por Emilio de Villota. Este M25/1 fue modificado hacia la configuración del M23/6, incluyendo partes del M26.

ATENCIÓN: Hemos de vigilar en que imágenes nos fijamos para realizar este coche y su decoración. Participó en el Jarama con el dorsal número 28, pero De Villota lo utilizó también para el campeonato Aurora, con el número 5 y con el número 28 pero con otra grafía distinta a la que llevaba en el Jarama.

Para acabarlo de complicar y aunque no entiendo con qué finalidad, hay alguna imagen manipulada, como una en color en la que aparece el coche en una vista lateral izquierda, con un mecánico delante y otro detrás ambos de pie, y otro detrás agachado. El número 28 de esa imagen esta añadido.

Por otra parte, he detectado algunos de esos “mínimos cambios en la decoración” entre ambos coches. El numero 8 del morro esta torcido y casi encima del número 2. Las rayas del morro son más anchas y con diferente combinación de colores. Seis peniques en texto. 

La transformación del Lola-Ford de slot

Para esta transformación, utilizaré como coche donante una unidad de la imperdonable aberración que cometió SCX-Matchbox al realizar el Lola-Ford de Fermín Vélez de la Indy500 de 1996. En esta entrada, podéis ver mi versión de ese Lola-Ford en un intento de solventar semejante chapuza con Vélez.

Lola-Ford de Fermín Vélez de slot
Lola-Ford de Fermín Vélez

Lógicamente lo primero que hemos de hacer es limpiar la carrocería (imagen 1). No solo quitaremos todas las pegatinas, sino también los restos de adhesivo que puedan quedar. De esta forma evitaremos una falsa unión en cualquier elemento que encolemos.

Hemos de alinear los laterales de los pontones (imagen 2). Para ello y con un cuter, cortamos la unión superior de la parte entrante de la entrada de aire lateral. Luego con un mechero, calentamos un poco y alineamos ese trozo de plástico al resto del lateral de la carrocería.

En el coche donante, la parte posterior del lateral entra hacia el centro. Calculamos el trozo que nos hace falta, para que una vez alineado al lateral, se acerque a las ruedas posteriores (imagen 2). Realizamos un corte y al igual que antes, utilizamos un mechero para calentar y alinear.

Ahora y con un trocito de plástico, tapamos el hueco que nos ha dejado el paso anterior en la parte de arriba del pontón lateral. Como veis, no hace falta que quede muy bonito y presentable (imagen 3). Ya llegará su momento.

Calculamos el punto donde hemos de hacer un corte oblicuo sobre la parte anterior del pontón lateral y en dirección hacia el habitáculo (imagen 3). Es aconsejable hacernos un croquis del coche que queremos hacer, siéndonos útil un plano (blueprint) del McLaren M23.

Como hacer un McLaren de Villota de Slot
Transformando el coche

Como he dicho, y utilizando un croquis de un McLaren M23, aunque sin perder de vista las imágenes del M25/M23 de Emilio de Villota, calculamos la medida de ese voladizo en los laterales del morro (imagen 4). Estos añadidos tienen forma de “L” invertida y son por aproximación y un poco a gusto de cada cual. A mí me ha quedado una anchura total de 27 milímetros.
Pero ¿hasta donde hacer llegar estos añadidos? Pues depende de nuestra intención con los siguientes pasos, pues nos hemos de adaptar a las medidas del coche donante y por ejemplo el morro en el Lola-Ford, es un poco largo comparándolo con el que llevaba el M25/1.

En la misma imagen podéis ver que he realizado dos aberturas en la parte posterior de los pontones laterales (imagen 4). Una corresponde al radiador y la otra a la entrada de aire en la que de momento, no he quitado el trozo de plástico, lo he doblado hacia adentro. Es mejor que estas aberturas sean por defecto, y más adelante hacerlas más grandes.

Ahora hemos de realizar el mismo corte oblicuo que hemos hecho sobre los pontones laterales, pero en el chasis (imagen 5). Tendremos que cortar un panel vertical que hay en el interior del chasis, pues de lo contario nos quedaría muy visible.

En la carrocería realizaremos un corte en forma de “V” en la parte superior y posterior del pontón lateral y quitaremos ese trozo de plástico (imagen 5). De nuevo y para realizar estos pasos en el sitio que corresponda, es aconsejable tener un croquis del coche que queremos hacer y mirar imágenes del coche de Emilio de Villota.

Hemos de realizar una abertura en la parte inferior y trasera del airbox (toma de aire central). También realizaremos este corte por defecto y más adelante ya se ajustarán las medidas (imagen 6). Este paso y el anterior lo podríamos haber realizado a la vez, pero es mejor ir poco a poco y comprobar en todo momento lo que estamos haciendo.

Como veis en la imagen 6, he cortado la parte de atrás de los planos verticales del alerón anterior. Con esto, el alerón queda más separado de las ruedas anteriores.

Como transformar un McLaren M25 de Slot
Más cortes y añadidos.

Ahora nos tocará decidir qué hacemos con el morro del coche, si cortarlo unos milímetros y acercarlo al eje anterior, o dejarlo como está.
El problema es que tenemos la guía y si acortamos el morro los cables quedaran muy comprimidos y tal vez frenen los giros de la guía.

Acabando la carrocería del McLaren de Villota


He añadido un trozo de plástico en la parte anterior del plano horizontal del morro, por delante del contorno del habitáculo (imagen 7). Es decir, lo he alargado.

También he aumentado un poco la altura de los laterales del habitáculo (imagen 7) y he añadido la parte anterior de su contorno, lo que sería la cúpula y donde ira el parabrisas (imagen 8).

He puesto un trozo de plástico en la parte de arriba del airbox para elevarlo, aunque seguramente necesitaré elevarlo un poco más (imagen 8).
Además, y para aumentar un poco el ancho, también he añadido unas finas láminas de plástico en los laterales del airbox (imagen 9).

He dado esa forma piramidal a un trozo de plástico y la he encolado en la parte superior del morro (imagen 9).

Transformción del McLaren M25-1de slot
Ya va tomando forma

A ver si la semana que viene que es Semana Santa, avanzo un poco más.
Un saludo y gracias por leer.

ACTUALIZACIÓ: 24 d'ABRIL de 2022

Cuando puse la parte horizontal de los laterales del morro (ver imagen 4), las láminas de plástico que coloqué, tenían una forma de “L” invertida. Ahora he puesto los laterales del morro en toda esta parte anterior del coche (imagen 10), encolándola por la parte interna de una de las patas de ese plástico en forma de “L”. Estos añadidos de dos o tres piezas cubrirán todo el lateral, llegando al morro a la altura del alerón anterior.

He lijado todo el conjunto y he alineado todas las aberturas y cortes realizados. Luego he dado una generosa capa de imprimación blanca, para igualar los colores y tras otra mano de lija poder ver mejor las formas (imagen 11) y de ser necesario repararlas.

He dado un poco más de inclinación a la parte anterior del contorno del habitáculo. Ha de quedar en armonía con el morro.

Aunque no se aprecia mucho en esta imagen, he cortado los sobrantes de los laterales del morro, es decir, la pata vertical del plástico en forma de “L” que aparece en la imagen 4. Este paso lo hemos de hacer con cuidado para no cortar el plástico vertical de la imagen 10, hasta llegar a dar esa forma de pequeño voladizo.

He añadido un trozo de plástico en la parte de atrás del habitáculo y le he dado un poco de inclinación (imagen 11). Ahora el piloto estará un par de milímetros más adelantado.

Transformando un McLaren M25-1 de Slot
El McLaren M25, ya casi con la forma definitiva

Ya casi enfocando hacia el final de la transformación, he realizado esas aberturas a nivel del eje anterior (imagen 12).

Como el piloto queda situado justo donde acaba el motor, he cortado la base del habitáculo y la he doblado hacia abajo. Más adelante intentaré añadirle piernas al piloto del coche donante.

Como veis en la imagen 12, he hecho las entradas de aire (airbox) que hay tras el casco del piloto. Me ha costado un poco conseguir esa característica forma de muchos de los McLaren de la época, es decir, esa forma de “orejas” y que además, queden integradas en el conjunto del airbox.

Por último, he realizado el alerón posterior con el plástico de unas tarjetas de crédito.

Un saludo y hasta la próxima actualización.

ACTUALIZACIÓN: 25 de MAIG de 2022

Aprovechando que hoy es 25, actualizo el proceso de transformación de este coche.
He de decir que este McLaren M25/1 apenas lleva masilla y los plásticos añadidos, digamos que compensan los que hemos quitado, por lo que a efectos del peso no creo que haya aumentado mucho.


Como hacer los accesorios de un fórmula 1


Una vez acabada la transformación y corregidos todos los defectos (o casi) aplicamos imprimación y damos por acabada la carrocería. Luego montamos todos los complementos habituales.

-El parabrisas. Está hecho de acetato.

-Para el refuerzo o protección del habitáculo y para el arco de seguridad, he utilizado clips de diferentes tamaños.

-El salpicadero, los retrovisores y el apoyacabezas, son de trocitos de plástico trabajados un poco hasta alcanzar la forma deseada.

-El volante esta sacado del pitorro de una botella de agua. En esta entrada podéis ver como he realizado este y otros volantes (AQUÍ).

-El piloto es el del coche donante, pero le he añadido las piernas. Recordad que había quitado parte del suelo del habitáculo (ver la imagen número 12).

-Los radiadores laterales son trozos de la malla de un colador muy fino.

-Las tapas laterales que hay detrás de la entrada a los radiadores, son restos de un tejido metálico que iba dentro de una televisión antigua.

-El motor simulado está realizado como lo describo en estas dos entradas (AQUÍ y AQUI).

-Por último, el alerón posterior está hecho con el plástico de una tarjeta de crédito. He aprovechado el soporte del coche original.

A falta de poner la decoración, así queda el McLaren M25/1 de 1978 con una capa de imprimación puesta.

Slot. Imprimación del McLaren M25-1 de Emilio Villota
El McLaren M25 con imprimación

McLaren M25-1 de Emilio Villota imprimado
El McLaren M25 a punto de decorar

Un saludo y espero acabar este coche en unos pocos días.
.

ACTUALIZACIÓN: 31 de MAIG de 2022

Quedaba añadir algunos detalles al coche:

-Los cinturones de seguridad son unas tiras muy finas de “steri-strip” enganchadas a dos cuadraditos de la malla de una tela mosquitera.

-La luz de lluvia y de deceleración, es un pequeño abalorio rojo pues perdí el que llevaba el coche donante.

Por otra parte y en la anterior actualización, me olvidé de mencionar algunas cosas.
-Los frenos anteriores son los que lleva el coche original. Les he dado un poco de forma y además he añadido un trozo de plástico muy fino para conseguir el efecto de ver una entrada de aire.
-Las llantas que lleva son las originales pero las he vaciado un poco y he añadido en el fondo una arandela de plástico fino.
-Los tubos de escape son dos terminales eléctricas.

El McLaren M25/1 de Emilio de Villota acabado


Como siempre me he peleado un poco (o un mucho) con las calcas que son de cosecha propia. Esta vez la tinta se ha corrido un poco en algunos logos, sobre todo en esa especie de “arco iris” que hay sobre los pontones y no lo entiendo, porque en otros logos, esto no ha pasado y son de la misma impresión.

Aparte de ese tropezón, así ha quedado el McLaren M25/1 con el que corrió Emilio de Villota en el circuito del Jarama en 1978.

McLaren M25 de Emilio de Villota (1978) de slot
McLaren M25 de Emilio de Villota (1978)

McLaren M25 de fórmula 1 de Villota de slot
McLaren M25 de Villota (1978)

El McLaren M25/1 de slot de Emilio de Villota
McLaren M25/1 de Emilio de Villota

El McLaren M25 de Emilio de Villota de slot
La trasera del McLaren M25/1

En la siguiente imagen el McLaren M25/1 de 1978 de esta entrada, junto al McLaren M23/6 que utilizó Emilio de Villota en 1977 que hice hace ya 20 años y que podéis ver la transformación en esta otra entrada (AQUÍ).

El McLaren M25/1 de 1978 y el M23/6 de 1977 de slot
El McLaren M25/1 de 1978 y el M23/6 de 1977

Un saludo a todos y gracias por leer.
.